sugar grove Campus
  • Aurora Campus
  • El Camino Campus
  • Indian Creek Campus
  • Sugar Grove Campus
search
Go

Líderes

Back to Staff
Nico Ernesto Ticona

Nico Ernesto Ticona

Pastor de Campus

Hola, Soy el pastor Nico Ernesto Ticona casado con Stacie y tenemos tres hijos, Joshua, David y Gracia. Nací y Crecí en Tacna, Perú. Mis padres estaban muy ocupados cuando era un niño. Ambos trabajaron muchas horas fuera del hogar y como consecuencia no pasé mucho tiempo con ellos. Cuando tenía 8 años, mi padre decidió separarse de mi madre. Esta decisión nos sorprendió a todos y fue un momento muy difícil para mi familia.

Cuando tenía 10 años, acepté a Cristo en mi vida después de un servicio del día miércoles con el pastor Ortiz. Recuerdo que después seguí asistiendo a la iglesia con mi hermana y creciendo en mí fe y cuando tenía 12 años fui bautizado.

Mi relación con Dios continuó fortaleciéndose con el tiempo y también lo hicieron a la vez mi madre y mi hermana quienes en ese tiempo vivían conmigo. Después de algunos años, mi madre conoció a alguien especial en su vida por lo que ella se volvió a casar cuando yo tenía alrededor de 14 años con un estadounidense, así que tuvimos que dejar Tacna, Perú y mudarnos a los Estados Unidos.

Ahora tenía que aprender inglés y adaptarme a una cultura y a un país diferente. Además, tuve que adaptarme a una nueva familia. Hubo muchos cambios para mí, pero a pesar de todo, mi relación con el Señor siguió creciendo. Durante la escuela secundaria creció aún más mi interés de servir al Señor en el ministerio, por lo que empecé mis cursos de educación general en un colegio comunitario, y luego decidí postular al Instituto Bíblico Moody donde gracias a Dios fui aceptado. En Moody conocí a mi esposa Stacie, contar con su ayuda y apoyo en el ministerio fue una gran bendición para mi vida.

Cuando me gradué de Moody, comencé a apoyar en diferentes ministerios y como pastor en el área de Chicago. El tiempo que trabaje como pastor en Chicago me fue preparando y me dio cierta experiencia para la gran mudanza al campo misionero de Perú. Más tarde nacería mi primer hijo Joshua lo cual fue una gran bendición para mi vida.

Cuando mi hijo tenía nueve meses, decidimos viajar al campo misionero para servir en un área en desarrollo de los Andes peruanos, donde pude servir como capellán de un nuevo colegio y a la vez como pastor de una iglesia naciente dentro del área de Huanta /Ayacucho, Perú. El 21 de febrero de 2010, nos mudamos para Huanta/Ayacucho por fe a pesar de saber de la dura realidad que se vivía en este pueblo que sufrió una guerra civil en los años 80's. Recuerdo que solo teníamos lo más básico para viajar por lo que nuestra mudanza y transición a Huanta/Ayacucho, Perú fue un gran desafío, pero Dios fue fiel a lo largo de todo el tiempo de nuestra estadía en ese hermoso pueblo y Él nos fue proveyendo con todas nuestras necesidades básicas y a la vez conocimos a mucha gente hermosa que fue como una familia para nosotros después con el pasar del tiempo el ministerio por allá fue creciendo y se fue fortaleciendo para la gloria de Dios.

Ahora estamos de regreso en los EE.UU. como familia. El plan original era que reuniéramos apoyo para regresar a Perú para continuar con el ministerio de plantar iglesias por esos lares, pero Dios tenía otros planes además tuvimos a nuestro tercer hijo(a) por lo que por ahora nos hemos quedado a ministrar por aquí con la familia de El Camino donde estamos felices de servir con alegría ya que también teníamos en mente y en el corazón poder trabajar en la comunidad latina de EE.UU. en donde también podemos ver muchas necesidades y oportunidades de llevar la palabra de Dios.